Gestión de la demanda DEMM

Analizar y gestionar activamente la demanda del negocio para nuevos servicios o modificaciones a características o volúmenes de servicios existentes.

Notas orientativas

Las actividades pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • colaborar con el negocio para priorizar la demanda con el fin de mejorar el valor del negocio
  • desarrollar y comunicar ideas sobre patrones de demanda
  • realizar análisis de situaciones hipotéticas (what-if) y planificación de situaciones para desarrollar ideas y propuestas a fin de mejorar el valor del negocio
  • proponer respuestas para satisfacer la demanda, tanto a corto como a largo plazo, y facilitar la toma de decisiones y la planificación
  • integrar el análisis y la planificación de la demanda con procesos complementarios de planificación estratégica, operativa y de cambio

Gestión de la demanda: Nivel 5

Implementa actividades de planificación y análisis de gestión de la demanda.

Provee asesoramiento para ayudar a los interesados a adoptar y adherirse al enfoque de gestión de la demanda acordado. Gestiona el proceso de integración de la gestión de la demanda con procesos estratégicos, operativos y de gestión de cambios complementarios.

Mantiene un registro de solicitudes comerciales y las deriva al lugar correcto. Informa sobre el estado de cada solicitud.

Revisa nuevas propuestas de negocios y provee asesoramiento sobre asuntos de demanda. Trabaja con representantes del negocio para acordar e implementar modificaciones a la demanda a corto y mediano plazo.

Gestión de la demanda: Nivel 6

Define el enfoque y establece políticas para el descubrimiento, el análisis, la planificación, el control y la documentación de la demanda de servicios y productos.

Organiza el alcance y el establecimiento de prioridades del negocio para cambios estratégicos al negocio que involucran a los responsables de la política empresarial y a los que establecen las directrices.

Se involucra con, e influye sobre, los interesados principales para mejorar el valor al negocio a ser entregado por servicios y productos nuevos o existentes.

Lidera el desarrollo de las capacidades de gestión de la demanda. Lidera la integración de la gestión de la demanda con procesos estratégicos, operacionales y de gestión de cambios complementarios.